Consideraciones sobre la educación en línea II

La semana pasada comenzamos las consideraciones sobre la educación en línea y hablamos un poco de la realidad, es comento de hablar de soluciones:

hablemos de las soluciones

Planificación

Sin una planificación y objetivo/competencia claro no deberíamos dar clases en línea. Nuestro curriculum debe cambiar y buscar ser: transversal, integral, social, escalable y accesible. (hacer educación es complejo)

Requiere mayor planificación. Mejor preparación, no es lo mismo estar de frente a un grupo que de frente a una cámara.

Consideremos la planificación de cada instante de clase como la oportunidad de ganarnos el derecho de atención de nuestros estudiantes.

Horarios y tareas

¿muchas tareas? sin duda es de alguien que aún no ha superado que todo cambio y no ha logrado planificar y recibir cursos en línea.

Todo es distinto ¡todo!

Un buen desafío es hacer clases con el concepto de TED: contenido relevante en 15 minutos o menos.

¿Los y las educadoras no pueden? será necesario busquen un nuevo empleo.

¿Duro? Sin duda.

La pandemia rompió las reglas.

Las tareas cambiaron. Los horarios cambiaron.

¡Todo cambió!

Mentoría, feedback y acompañamiento

¡Bienvenidos a la muerte de la clase magistral!

Clases breves y sesiones de acompañamiento son la nueva forma. ¡todo cambió!

Es momento de crear comunidades en línea, de abrazar la idea que el maestro es mentor.

El seguimiento debe ser por el desarrollo de habilidades.

Aprender a dar y recibir feedback (sí, recibir feedback, duro y directo por parte de nuestros estudiantes) será clave.

¿Video o Podcast?

No todo es, ni será video.

No todo es Zoom.

Arte, historia, lenguaje, poesía, matemática. Todo cabe en un buen podcast.

Un buen podcast y luego una breve pero sustanciosa reunión de discusión es más valiosa que leer el libro en la videollamada mientras del otro lado los estudiantes matan su deseo de aprender.

¿Materiales? nada más que nuestro teléfono.

Confianza, honestidad, liderazgo y valores.

¿Pasar lista? ¿exigir el uniforme? eso ya es parte del pasado.

Sin embargo enseñar ética en línea, tolerancia, juicio crítico, solidaridad, y un conjunto de valores es parte de lo que debemos luchar por tener y mantener en nuestras clases en línea.

Debemos ser  intencionales en hacer participar al introvertido.

El reto es enseñar resiliencia, valores, adaptación al cambio, honestidad y claro en poco tiempo.

¿La oportunidad para la educación?

Sin hacer ciertas consideraciones sobre la educación en línea no tendremos más que el mismo sistema fallido.

Los que trabajan en educación, los centros educativos, universidades y los países que utilicen la crisis como palanca para impulsar su educación, tendrán muchos problemas, pero será los que lideren el cambio y el desarrollo. ¡tenemos una oportunidad muy valiosa en nuestras manos!

¿Qué se puede usar?

Moodle: Gratis como plataforma. No es mi favorita pero es funcional. Sin embargo se necesita personal técnico para hacer la instalación en el servidor y capacitar al docente.

Chamilo: Me gusta más, es más flexible, colorida y amigable. Al igual que la anterior se necesita personal con conocimiento técnico.

Classroom: De google y por lo tanto muy buena herramienta, también gratuita y aunque es parte de los servicios de Gmail se puede tener personalizada siempre que se tenga un dominio .edu

¿Es necesario invertir? Sí, sin duda. Es necesario.

¿En resumen?

Hacer una videollamada no es educación en línea, tener una plataforma no es igual a educación en línea.

La educación en línea es la oportunidad. Además tiene el potencial de ser: iterativa, creativa, escalable, eliminará la falta de cobertura, elimina distancias, horarios, barreras de lenguaje.

La educación en línea no es el futuro, es el presente.

 

Consideraciones sobre la educación en línea

Una respuesta a «Consideraciones sobre la educación en línea II»

Deja una respuesta