Cómo un hombre aprende feminismo

Dudo mucho que mi generación pueda aprender realmente a ser feminista. Sin embargo creo que podemos sentar las bases. ¿Cómo un hombre aprende feminismo? no hay respuesta sencilla. La respuesta más compleja es: necesitamos deconstruir el machismo, necesitamos reconstruir una sociedad en igualdad de derechos, funciones y privilegios.

¿Cómo ser aprendiz?

Deconstruye tus pensamientos, cuestiona buscando sus errores y asume que todo tiene que ser distinto, eso te ayudará a tener otra perspectiva. Además:

Aprende a ver y escuchar: 

Necesitamos escuchar activamente, observar nuestro actuar, investigar, leer, ser intencionales en entender. No asumir, ser empáticos.
Que no veas el aire no significa que no exista. Que no veas los abusos sobre las mujeres no significa que no exista, que no veas el acoso callejero no significa que no exista.

Cuestiona tus privilegios:

Salario, empleo, acceso a educación, salud y deportes. Cuestiona, aprende a no aceptar el actuar “normal” de los hombres, aprende a cuestionarte. ¿Por qué el mundial de fútbol masculino recibe tanto dinero? ¿Es mejor? ¿Cuántas jugadoras hacen las “escenas” de Neymar?

Comparte: 

Todo aquello que promueva los derechos de las mujeres. Aún cuando no lo entiendas del todo. Posiblemente no tendrás hijas, pero tienes madre. Comparte todo aquello que hubiese sido justo que ella tuviese acceso.

¿Cómo hacemos los padres para educar en feminismo? 

De forma intencional, a propósito, planificado. Teniendo claro que “no ayudamos en casa” que no “ayudamos con los hijos” tenemos la misma responsabilidad en casa.
Al momento de ser padres adquirimos el derecho de enseñarles a andar en bicicleta pero también de cuidarlos, alimentarlos, cambiarles la ropa, levantarnos a darles el biberón, etc.
Involucrandonos de forma activa en las tareas de la casa, buscando que ambos tengamos el mismo descanso.
Involucrando a nuestras hijas en actividades que usualmente han sido clasificadas (mal clasificadas) para hombres:

  • Programación
  • Mecánica
  • Electricidad
  • Electrónica
  • Deportes
  • Deportes extremos

E involucrando a nuestros hijos en actividades que usualmente han sido clasificadas (mal clasificadas) para mujeres:

  • Limpiar
  • Cocinar
  • Arte
  • Baile
  • Muñecas
  • Cuidado de bebés.

Nunca cambies por un partido de fútbol el tiempo con tus hijas/hijos.
Si no pueden ver el partido en familia no vale la pena ser visto.
Si no veremos con el mismo entusiasmo un partido de fútbol femenino no vale la pena que lo veas.
Involucrate en los cumpleaños, en la limpieza de la casa, en las vacunas, en las reuniones de juego, en la preparación de la comida, en los actos escolares, en las citas de padres.
Asegurate que mamá tenga un tiempo para ella.
No dejes que deje de comer por “dar” a otros.

¿Seremos feministas?

Supongo que nunca seremos feministas, al menos no mi generación. Pero podemos ser buenos aprendices.
Es lo mínimo que debemos hacer. Mínimo.
¿Cómo un hombre aprende feminismo? En el momento que se quita la mascara del machismo.
Piensa en el futuro que le quieres dejar a tus hijas. ¿No tienes hijas aún? ¿nietas? ¿hermanas? ¿cómo sería el mundo perfecto para tu mamá?

No podemos no estar involucrados. Es lo menos que podemos hacer.

1 comentario

Dejar un comentario